Seleccionar página

Estados Unidos está presionando a la India para que no extienda los precios máximos de los dispositivos médicos y quiere que Nueva Delhi permita que las empresas retiren productos del mercado si no desean vender a precios determinados por el gobierno, dijo a Reuters un funcionario comercial estadounidense.

El gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi, ha reducido en los últimos meses los precios de los dispositivos médicos, como los implantes de rodilla y los stents cardiacos, hasta un 75% para hacerlos más asequibles.

Pero la industria de tecnología médica india de $ 5.000 millones -que cuenta con firmas estadounidenses como Abbott Laboratories, Boston Scientific Corp. y Johnson & Johnson como actores claves- ha protestado por estos movimientos, diciendo que perjudican la innovación, los beneficios y la inversión futura.

Un funcionario del Representante de Comercio de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) dijo que estaban presionando a India para no extender los límites de precios a otros dispositivos, permitir mayores precios para equipos tecnológicamente avanzados y dejar que las compañías retiren sus productos si así lo desean.

India el mes pasado emitió órdenes que efectivamente prohibe a las empresas de cualquier retiro inmediato de stents del corazón o implantes de rodilla después de la fijación de precios para garantizar el suministro adecuado de dispositivos para los pacientes. Abbott, por ejemplo, quiere retirar uno de sus stents diciendo que no es comercialmente viable bajo los precios establecidos por el gobierno, pero la India ha rechazado su petición.

“Es una preocupación principal para los Estados Unidos”, dijo el funcionario estadounidense bajo condición de anonimato.

El Ministerio de Comercio de la India, que co-preside los debates en el marco del Foro de Política Comercial entre los Estados Unidos y la India, no respondió a una solicitud de comentarios. El regulador federal de precios de medicamentos remitió preguntas al departamento de farmacéutica, que no respondió a las preguntas.

Modi, sin embargo, ha dicho anteriormente que la prestación de asistencia sanitaria asequible a los pacientes tiene prioridad sobre los intereses de las empresas.

El gobierno ha equiparado los altos márgenes cobrados por algunos dispositivos médicos con “especulaciones ilegales”. En algunos casos, estos márgenes pueden superar el 400%.

Estados Unidos ha estado aumentando la presión sobre la India para que revise su postura sobre los precios máximos para los dispositivos médicos.  En mayo, un grupo de miembros del Congreso de los Estados Unidos instó a la India a reconsiderar su decisión de limitar los precios de los stents, que son pequeños tubos de malla de alambre utilizados para tratar las arterias bloqueadas.

Tanoubi Ngangom, asociado de salud en la Fundación de Investigación de Observadores de Nueva Delhi, dijo que la India debe seguir desarrollando políticas basadas en sus requisitos y no sucumbir a la presión diplomática.

“El gobierno indio debe mantener una postura favorable a la salud pública en la fijación de precios de los dispositivos médicos para garantizar el acceso a la asistencia sanitaria asequible”, dijo.