Seleccionar página

Estados Unidos anunció su decisión de retirarse de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) alegando un “sesgo contra Israel”, según se informó en una declaración oficial.

Diversas agencias noticviosas aclararon que Washington establecerá una “misión de observación” en este organismo de las Naciones Unidas con sede en París, en reemplazo de su representación como miembro, según dijo la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.

“Esta decisión no se tomó a la ligera, y refleja la preocupación de Estados Unidos con los crecientes atrasos en los pagos (de las contribuciones) a la Unesco, la necesidad de una reforma fundamental en la organización, y el continuo sesgo contra Israel”, indicó el Departamento de Estado.

Estados Unidos dejó de financiar la Unesco en 2011 cuando la agencia admitió a Palestina como un estado miembro.

Y en julio pasado advirtió que estaba revisando sus relaciones con este organismo, calificando de “afrenta a la historia” su decisión de declarar la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania ocupada, “Patrimonio Mundial en peligro”.

Por su parte, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, afirmó “lamentar profundamente” la decisión de Estados Unidos, recientemente anunciada, de retirarse de la Organización.

“La universalidad es esencial para la misión de la Unesco, para construir la paz y la seguridad internacionales frente al odio y la violencia, con la defensa de los Derechos Humanos y de la dignidad humana”, destacó Bokova en un comunicado.

Según las normas constitutivas de la organización, la salida del país se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018.