Seleccionar página

A muchos universitarios no les alcanza el dinero ‘ni para lo del bus’, como se dice coloquialmente. Entre pagar el semestre, tener para el almuerzo, lo del transporte, además de los gastos de arriendo, lavandería y una salida para ‘pasarla bien’ se les va lo poco o mucho que puedan tener en sus carteras.

Los estudiantes de posgrado, sea una especialización o una maestría, de pronto tienen más capacidad económica, pero el problema para ellos es el tiempo. Las obligaciones del trabajo, de su negocio o incluso, el estar viviendo con una pareja, no les permiten tener un espacio de tiempo como para consultar libros de calidad y realizar sus artículos académicos.

En el mundo virtual se pueden consultar todo tipo de documentos académicos. Eso sí, debe ser muy cuidadoso con lo que cita porque un texto mal referenciado le puede dañar todo el trabajo que por meses ha realizado. Eso pasa con las tesis de maestría o los artículos de especializaciones, debido a que en Internet no se encuentran las fuentes con la suficiente referencia para poder incluirlos en el artículo o tesis de grado.

Además, Wikipedia puede servir como texto de consulta pero no para ser citado y los más flojos plagian lo que encuentran en páginas como Monografías.com o ‘Elrincóndelvago.com’, este último es el que más pone malhumorados a los docentes que ven con tristeza la falta de rigor de los estudiantes más flojos.

Por eso, en IDEA le dejamos algunos sitios que le pueden ser útiles para acceder a información de calidad que le permita sacar adelante cualquier investigación para su próxima entrega de un texto universitario.

  • Booklick

Esta app le da acceso a más de 1.700 libros académicos. La plataforma fue diseñada como un ‘Netflix’ para los estudiantes universitarios que desean acceder a contenido de calidad para sus trabajos. En esto pensaron hace más de un año Federico Platin, Daniel Garzón y Julio Alviz, todos licenciados en Administración en la Universidad de los Andes en Colombia y el último, graduado en Literatura.

Maneja dos planes, uno gratuito que da acceso a una colección abierta, con posibilidad de conexión online y offline, permite guardar anotaciones, subrayados en el texto, y más.

El plan premium da acceso a todos los 1.720 libros de la colección. Está disponible para plataformas Android – iOS.

  • Google docs

Si tiene una cuenta de Gmail, todos los integrantes de un trabajo grupal pueden entrar a un mismo documento, compartirlo, hacer sus comentarios, modificarlo o simplemente ver el avance del archivo. Los documentos se guardan automáticamente en el sistema de Drive y cualquiera puede acceder desde el dispositivo en el lugar donde se encuentre.

Es decir, puede invitar fácilmente a los compañeros a ver y descargar todos los archivos que quiera o puede invitarlos a que trabajen en ellos sin necesidad de enviar archivos adjuntos por correo electrónico. Pero lo más importante, permite guardar tus archivos de forma segura y acceder a ellos desde cualquier dispositivo y lugar sin importar el espacio de almacenamiento, ya que tiene un almacenamiento gratuito de 15GB.

  • Wetransfer

Sirve para enviar archivo demasiado pesados. Es un servicio gratuito si no se superan los 2GB, lo que permite darle un uso profesional a los videos, fotos, textos, audios y toda clase de material multimedia. El servicio se puede utilizar sin necesidad de crear una cuenta, lo cual lo hace llamativo. WeTransfer permite que el remitente y el destinatario puedan intercambiar la información sin necesidad de estar inscritos. Pero si los archivos son muy pesados y superan los 2GB se necesitará mejorar la suscripción mensual.

  • Google académico

Con este buscador podrá ir más a la fija en cuanto a resultados relevantes para sus libros y artículos científicos que le servirán como referencias. En la búsqueda le dará relevancia a artículos, presentaciones, materiales de congresos, libros, referencias de textos, patentes y páginas académicas.

  • Para citar

El programa de texto Word, desarrollado por Microsoft en su paquete de Office tiene la opción de habilitar la escritura en normas APA cuando comienza a escribir un trabajo académico. Aunque no se trata de una opción más de la nube, sí lo mencionamos porque permite agilizar la referenciación del trabajo.

Lo recomendable es que haga una doble verificación de las citas y pase por un corrector de trabajos, porque las normas APA se entienden diferente entre una institución académica y eso puede generar problemas con los asesores de su artículo. También le servirá para hacer la bibliografía.